lunes, 2 de enero de 2012

El Rechazo a la Igualdad...


Todos los años se celebra el 8 de diciembre el día de la Virgen en mi ciudad.
Se ven personas con puestos vendiendo cosas, vendedores ambulantes sacando provecho de una fiesta religiosa.
Se realiza una peregrinación por las calles paseando a la estatua de la Virgen
Ese año fue el último al que concurrí a una peregrinación de esas. En un momento sentí mucha impotencia o como quiera que se llame el sentimiento al escuchar las siguientes palabras: “…perdona Señor a los homosexuales que se desviaron de tu rebaño para convertirse en pecadores…”, ¿no es que para Dios somos todos iguales? Sentí rabia porque en mi vida hay varias personas que aprecio y quiero mucho que tengan esa inclinación.
Creo que esas palabras formaron la gota que rebalsó el vaso; si necesitaba un motivo más para dejar de creer por completo en las “leyes de la iglesia”, entonces ese fue el motivo.

Muchos los ven como personas enfermas mentalmente, otros como anti naturales, de algún lugar los ven como opositores a Dios...en fin. Muchos no son entendidos, son rechazados, discriminados.
A cualquiera le puede tocar ser homosexual, cualquiera puede tener un hermano, un tío, un amigo y hasta un padre o madre homosexual...y si son personas cercanas, personas que amamos, lo primero que desearíamos es que sean felices. ¿Y si su felicidad solo la puede encontrar casándose con la persona que ama que en este caso es de su mismo sexo? ¿A caso irías en contra de su felicidad sólo porque a unas personas se les OCURRIÓ decir que eso estaba mal? ¿Te moverías para el lado que se mueve la mayoría para no sentirte rechazado o dejado de lado?
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario